Certificado de Eficiencia Energética

publicado a la‎(s)‎ 20 oct. 2013 4:05 por Vicente Tomás Pérez Giménez   [ actualizado el 20 oct. 2013 4:21 ]

Desde el pasado 1 de Junio de 2013 todos los edificios, viviendas y locales comerciales que vayan a ser vendidos o alquilados deben disponer de su Certificado de Eficienda Energética.

Vamos a intentar aclarar las principales dudas acerca del cumplimiento de esta nueva normativa, en el caso de viviendas y locales de uso privado:

¿Qué es el Certificado de eficiencia energética? Es el documento que, a través de procedimientos establecidos, determina la clasificación energética de un edificio, vivienda o local, basándose en su consumo de energía y en las emisiones de CO2. Todo ello queda reflejado en una etiqueta que clasifica al inmueble en una escala de la A (edificio más eficiente) a la G (edificio menos eficiente).


¿Qué debe incluir un buen Certificado? Además de la identificación completa de la vivienda o local, un Certificado debe establecer dónde y por qué se producen los consumos innecesarios de energía, y sobre todo proporcionar recomendaciones para la mejora del ahorro y la eficiencia energética, actuando sobre los elementos constructivos (fachadas, cubiertas, ventanas, etc…) y sobre las instalaciones (sistemas de climatización, producción de agua caliente sanitaria, iluminación, etc…)

¿En qué casos es obligatorio el Certificado? Es obligatorio en los edificios de nueva construcción. También lo es cuando el edificio, vivienda o local comercial vaya a ser objeto de venta o alquiler (siempre que no dispongan ya de un certificado en vigor). Si a la entrada en vigor del Real Decreto (01-06-2013) la vivienda o local ya disponían de un contrato de arrendamiento no será necesario obtener el Certificado. Tampoco en el caso de que dicho contrato se renueve después de la fecha mencionada. Sí será necesaria su obtención en el caso de establecer un nuevo contrato.

Publicidad e Información sobre el Certificado. La etiqueta de eficiencia energética debe acompañar a toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o alquiler del inmueble. En el caso de una compraventa el Certificado deberá ser puesto a disposición del comprador. Si se trata de un alquiler bastará con que el propietario entregue una copia del Certificado al arrendatario.

Excepciones a la normativa. No tienen la obligación de tener un Certificado de eficiencia energética, entre otros, los edificios industriales y las viviendas o locales con menos de 50m2 de superficie útil, y aquellos cuyo uso sea inferior a 4 meses al año.

¿Quién está obligado a contratar la realización del Certificado? El Propietario del edificio, vivienda o local, es el responsable de encargar, conservar y presentarlo al Registro correspondiente de la Comunidad Autónoma.

¿Quién puede realizar el Certificado de Eficiencia Energética? Podrá realizarlo cualquier técnico competente en posesión de la titulación académica y profesional adecuada, como son los Arquitectos, Arquitectos Técnicos, Ingenieros Industriales e Ingenieros Técnicos Industriales. El técnico podrá ser elegido libremente por el propietario que encarga el Certificado.

¿Qué validez tiene el Certificado? Tiene una validez de 10 años, aunque se podrá actualizar voluntariamente si las características del edificio cambian.

¿Qué coste tiene certificar una vivienda o local? Las tarifas profesionales son libres. Un buen informe, detallado y con recomendaciones respecto a conseguir un buen ahorro energético y las actuaciones necesarias para ello, puede rondar los 180 ó 200 €. Aunque finalmente el importe dependerá de muchos factores, como las instalaciones, superficie, documentación aportada, etc…

En cuanto a la mala práctica de algunos técnicos o empresas de realizar los Certificados “a distancia” o “de oído”, hay que tener muy presente que el Real Decreto establece que “…durante el proceso de certificación, el técnico competente realizará las pruebas y comprobaciones necesarias, con la finalidad de establecer la conformidad de la información contenida en el certificado de eficiencia energética con el edificio o con la parte del mismo.” Es decir, que el técnico está obligado, al menos, a comprobar in situ la información de la que dispone, cuando no a recopilar la información por sí mismo. No hacerlo es trabajar “a ciegas” y sin ningún rigor profesional, lo que desvirtúa por completo el objeto de la normativa y anula el beneficio que los propietarios y la sociedad en su conjunto podrían obtener por la vía de la eficiencia energética.

Estas irregularidades ya han provocado las primeras denuncias de organismos oficiales, en defensa de ciudadanos y profesionales (Ver doc. anexo 1).

¿Qué tiene que hacer un propietario para certificar su hogar o local? Debe contratar las servicios de un técnico competente. Éste realizará el certificado, y el propietario, o la persona autorizada por él, deberá registrarlo en el órgano competente de su Comunidad Autónoma. Este trámite se puede hacer también a través de internet.


Adjuntamos, por último, un documento del IDAE (Instituto para la diversificación y ahorro de energía), donde se explica de una manera más extensa todo lo relacionado con la Certificación de Eficiencia Energética de edificios. (Ver doc. anexo 2).
Ċ
Vicente Tomás Pérez Giménez,
20 oct. 2013 4:05
Ċ
Vicente Tomás Pérez Giménez,
20 oct. 2013 4:05